Jean Baptiste “Django” Reinhardt.

Liberchies- Bélgica 1910 – Samois-sur-Sainé – Francia 1953.

 

Juventud de Django Reinhardt.

Django Reinhardt, nació a primeros del siglo XX en el seno de una familia gitana. Esta se dedicada al mundo del espectáculo. Su madre fue bailarina y cantante, su padre tocaba la guitarra y el violín.
A muy temprana edad mostró un gran talento con los instrumentos musicales de cuerda. Poseía un don innato que le permitía memorizar las piezas que escuchaba y posteriormente era capaz de interpretarlas con su viejo banjo. Un instrumento de seis cuerdas que le regaló un vecino. Instrumento que aprendió a tocar sin más enseñanzas que observando como tocaban otros músicos gitanos del campamento, aprendía rápidamente, tanto en técnica como en musicalidad, por lo que pronto fue el centro de todas las miradas, tanto dentro del campamento como fuera.

 

El accidente de Django

Uno de los momentos más transcendentales de su vida le llegó a la edad de 18 años. Su nombre estaba consiguiendo poco a poco cierto reconocimiento en París, donde se había establecido, incluso tenía varias ofertas de trabajo. Aunque todavía no había grabado ningún solo de guitarra, el futuro pintaba próspero para el joven Django. Pero entonces ocurrió la tragedia.

El carromato que ocupaba con su esposa sufrió un violento incendio. La causa está clara, aunque no la forma. Algunas fuentes apuntan a un accidente con una vela.

Según explicaban, Django escucho un ruido en el carromato, posiblemente un ratón. Ese día su esposa, que entre otras cosas se dedicaba a la venta, había acumulado gran cantidad de flores en el carromato, para venderlas al día siguiente en el cementerio. Parece ser que el papel de estas flores estaba muy seco. La llama de la vela con la se iluminaba Django, para buscar el origen del ruido que le despertó, prendió fuego a una de las flores de papel. Esta provoco una reacción en cadena y en pocos segundos la caravana era pasto de un feroz incendio.
Otra versión apunta a la posibilidad de que durmiendo, golpeara una vela que reposaba junto a su cama, lo que provocó el voraz incendio.

Django se reinventa

Sea como fuere, fue un triste accidente, esto es algo en lo que todos coincidían A raíz de este suceso, Django sufrió graves quemaduras. En mano y pierna izquierda. Quemaduras que estuvieron a punto de hacerle perder una pierna. Se negó rotundamente a que se la amputaran, tal y como sugería el médico que lo atendió.
Este fue un punto de inflexión para Django Reinhardt. Un momento de su vida en el que se debía de reinventar, y lo hizo.
Debido a las quemaduras sufridas en el incendio, dos de los dedos de su mano izquierda, el meñique y el anular, quedaron inmovilizados permanentemente.
Tras un año y medio de convalecencia, tiempo este en que descubrió el Jazz que llegaba desde Estados Unidos a través de Duke Ellington y Louis Armstrong. Django Reinhardt se reincorpora a su gran pasión.

Django Reinhardt a la guitarra                                                           Django Reinhardt

 El músico Django Reinhardt.

En el tiempo que duró su convalecencia se dedicó a aprender una nueva técnica para tocar la guitarra, guitarra que le llevó su hermano al hospital. Con esta técnica vuelve a demostrar al mundo musical la grandeza de su genio.

Después del incendio todos están convencidos de que Django ya había tocado sus últimas notas. Afortunadamente estaban equivocados. En 1931 estaba de vuelta en el circuito profesional y ahora con su guitarra.

Listo para comenzar uno de los periodos más fascinantes de la historia del jazz. En esos días en que este comenzaba a ser muy apreciado en Europa. Django tocaba diferentes tipos de música popular bailable. Eso iba a cambiar en 1932 cuando varias orquestas americanas iniciaron sus primeras giras europeas.

Así que Django comenzó a tocar jazz y a desarrollar un estilo de improvisar que influenciaría en generaciones de guitarristas. Poseía una destreza sin igual, un perfecto sentido de la estructura rítmica y un mágico don para la improvisación melódica en la composición. Con el jazz podía mostrar todo ello de un modo que sería imposible tocar en otros estilos musicales.

«El jazz me atrajo porque ofrece una nueva forma perfecta y una precisión instrumental que yo admiro.»

 

En 1932 Django conoció a un joven pianista y violinista que jugaría un papel importante en su vida, Stéphane Grappelli. Irónicamente, este nació en el mismo hospital parisino al que Django había sido llevado tras el trágico incendio en 1928.

quinteto de Django Reinhardt

En 1934 crea el Quinteto Hot Club de Francia.

Con el violinista Stéphane Grappelli.

Grabaron más de 200 discos.

 

El Quinteto cosechó gran cantidad de éxitos y grabó unos doscientos discos.. Desgraciadamente, el inicio de la Segunda Guerra Mundial acabaría disolviendo la fantástica banda. Cuando se inicio la contienda, el quinteto se encontraba en Inglaterra y Stéphane Grappelli ha de quedarse en Londres debido a una enfermedad de la cual estaba siendo tratado.
Se volverían a reunir tras la contienda y grabarían algunos discos mas.

Algunos de los éxitos de Django Reinhardt.

  • Nuages
  • Sultan Of Swing
  • Minor Swing
  • Marseillaise
  • I’ll See You In My Dreams
  • Django’s Tiger
  • Georgia On My Mind

 

Minor Swing – Django Reinhardt

Hasta que la amplificación fuera inventada, la guitarra no era un instrumento muy adecuado para el jazz. Su sonido es muy débil en comparación con otros instrumentos. Así que lo mejor que podían hacer los guitarristas para ser escuchados era tocar fuertes ritmos. En la primera etapa acústica, el banjo parecía ser la mejor elección.

Django Reinhardt: El hombre.

Django fue una persona inestable e infantil capaz de los actos mas inusuales. Aunque al mismo tiempo era una persona sensitiva y generosa, irresponsable con el dinero. Un jugador que podría llegar tarde a sus conciertos ensimismado en alguna timba o partida de billar. Pero también, un perfeccionista feliz de ofrecer lo mejor de si mismo a una audiencia de solo una persona. Si esa persona era capaz de apreciar suficientemente su música. Era un verdadero genio, el primero, tal vez el único intérprete europeo de jazz que influenciase en sus colegas americanos. Este fue Django, el hijo de un gitano itinerante, casi un analfabeto que se sobrepuso a las más terribles circunstancias y nos dejó todo un mundo de poesía musical. su legado nos muestra el Genio que fue Django Reinhardt.

3 situaciones en la vida de Django Reinhardt.

A pesar de que no nos podemos acercar a entender al Genio, estas tres situaciones vividas por Django Reinhardt y que han llegado hasta nuestros días, no darán una pequeña imagen de la amplitud de su personalidad.

Perfeccionista e irascible

Aunque era una persona sensible y generosa, cuando tocaba con su banda era sumamente perfeccionista e irascible. Como consecuencia de esta actitud, era capaz de despedir a algún músico que cometiese algún error aún a sabiendas de que no tenían sustituto. En la música no permitía errores.

Apasionado del juego

Por más que su pasión era la música, podía perder la noción del tiempo si se encontraba a gusto en alguna partida. En una ocasión en la que se dirigía a un concierto, pasó frente a un local de billares, otra de sus pasiones. Decidió entrar a jugar alguna partida. Estaba tan distraído en la partida que llegó tarde al concierto en el que tocaba esa noche.

Genio sin paliativos.

En otra ocasión, fue invitado, junto al maestro Andes Segovia, a tocar la guitarra en una fiesta organizada por la alta sociedad parisina.
Django se retrasó tanto, que llegó cuando ya terminaba su actuación el maestro Segovia. El Genio Django llegó sin guitarra y pidió al maestro que le prestase la suya, a lo que este se negó. Django tuvo que conseguir otra y le trajeron una que no era de una buena calidad, pero así y todo y dado el retraso de Django, este interpretó con esta mediocre guitarra sus piezas.
Cuando acabó su actuación, el Maestro Andrés Segovia, se acerco a Django encantado por la interpretación que acababa de escuchar de manos del genio y le preguntó donde podía conseguir las partituras de esas piezas. Django Reinhardt riéndose de la situación, le dijo que el no sabia ni leer ni escribir, por lo que estas notas acababan de salir de su cabeza, y no volverían a escucharse de la misma manera nunca mas.

Desaparece el guitarrista del Jazz

Django Reinhardt se retiró a una localidad al sureste de París, Samois-sur-Seine. Aunque ya había escrito su nombre en letras doradas en el gran libro de la Historia del Swing. durante los últimos meses de vida se dedicó a la pintura y la pesca, además de practicar su otra gran pasión, El billar. Hasta que en mayo de 1953, fallece a causa de un derrame cerebral, a la temprana edad de 43 Años..

Con el fallecimiento de Django Reinhardt desaparecen sus piezas mas apreciadas. Las piezas que improvisa en cada una de sus actuaciones.

Django Reinhardt, Descansa en paz. Gracias por todo los que nos has aportado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.